Loading...
HOME 2017-09-22T16:04:59+00:00

Objetivos

Buscamos potenciar la formación integral y permanente de los padres para que tomen conciencia y se comprometan en la educación de sus hijos.

Sensibilizar a todos los agentes implicados en la educación acerca de la necesidad de respetar la libertad de educación y los derechos que esta conlleva, así como romper los prejuicios establecidos contra el ejercicio de este derecho desde la libertad de pensamiento, conciencia y religión.

Animar a la construcción de un sistema educativo que respete la libertad de educación desde el compromiso personal y colectivo y la participación activa en el ámbito educativo.

LEER MÁS

1.- LA LIBERTAD DE EDUCACIÓN

PINCHA AQUÍ PARA VER NUESTRO VIDEO

Video

Derechos

La campaña se articula en cinco ejes, coincidentes con los principales derechos incorporados en la libertad de educación.

La educación es el mejor servicio que se puede prestar a la sociedad, pues es la base de toda transformación de progreso humano, tanto personal como comunitario.

Papa Francisco

La crisis más grande de la educación es cerrar las puertas a la trascendencia. Es necesario educar humanamente con horizontes abiertos porque ningún cierre sirve para la educación.

Papa Francisco

(…)Se necesita la contribución de cada uno de nosotros, de cada persona, familia o grupo social, para que la sociedad (…) llegue a crear ambiente más favorable a la educación

Benedicto XVI

(…)La educación cristiana… busca sobre todo, que los bautizados se hagan mas conscientes cada día del don recibido de la fe, mientras se inician gradualmente en el conocimiento del misterio de la salvación; aprendan a adorar a Dios Padre en espíritu y en verdad, ante todo en la acción litúrgica, formándose para servir según el hombre nuevo en justicia y santidad de verdad y así lleguen al hombre perfecto, en la edad de la plenitud de Cristo y contribuyan al crecimiento del cuerpo místico.

(Gravissium educationis, 2)

Puesto que los padres han dado la vida a los hijos, están gravemente obligados a la educación de la prole y, por tanto,
ellos son los primeros y principales educadores.

(Gravissium educationis, 3)

La familia es, por tanto, la primera escuela de virtudes sociales, de las que todas las sociedades necesitan.

(Gravissium educationis, 3)

Además, pues, de los derechos de los padres y de aquellos a quienes ellos les confían parte en la educación, ciertas obligaciones y derechos corresponden también a la sociedad civil, en cuento a ella pertenece disponer todo lo que se requiere para el bien común temporal.

(Gravissium educationis, 3)

Proyecto de: